• Ana María Martinez

Press: Cómo mejorar la relación entre TI y las unidades del negocio

Este artículo fue escrito para Gestión. Si eres suscriptor de dicho medio, te invitamos a leerlo aquí. Si no lo eres, puedes continuar con la lectura en este blog.

 

Según el MIT Sloan Review, la tensión entre TI y las unidades del negocio es uno de los principales frenos de la transformación digital de las empresas. En este artículo hablamos de las causas de esta tensión y las medidas que pueden resolverla.


Según una investigación de Salesforce, 72% de los equipos de TI en el mundo están colapsados de requerimientos del personal del negocio, quienes necesitan automatizar o digitalizar parte de su trabajo y no saben cómo hacerlo. Por eso recurren a TI y se frustran al no ser atendidos a tiempo. Suele pasar también que las personas más proactivas se lanzan a resolver por su cuenta, contratando un software o una agencia que les desarrolle lo que necesitan. Luego, TI se frustra porque esos productos digitales no cumplen con los lineamientos de la empresa y cuando estas frustraciones se acumulan, la tensión entre TI y las unidades del negocio aumenta sin parar.


La causa raíz de esta problemática es la alta dependencia que tienen las empresas en escasos programadores. Menos del 1% de la fuerza laboral sabe programar, mientras que la mayoría de las personas necesitan automatizar o digitalizar parte de su trabajo. En encuestas que hemos realizado a distintas empresas en la región, hemos visto que más del 80% de las personas quieren automatizar tareas que les quitan tiempo y más del 90% quieren aprender a hacerlo con autonomía.


En prácticamente todas las empresas los departamentos de TI no tienen el tamaño, ni los recursos suficientes, para digitalizar completamente a la organización y es imposible solucionar este problema solo con más programadores. La solución más eficiente está en empoderar a las personas del negocio para que sean autónomas digitalmente. Gran parte de los requerimientos del negocio a TI suelen ser de complejidad baja a media (ej. automatizar un proceso interdepartamental, automatizar un reporte recurrente o digitalizar información). Estos son problemas que las personas pueden resolver con herramientas no-code, con las cuales es posible crear software sin tener que programar (En G2 puedes ver un directorio al día de las no-code tools con mejores reviews).


Cómo adoptar no-code puede mejorar la relación entre TI y el negocio

Cuando las empresas deciden adoptar no-code, las personas ganan autonomía digital, TI se libera de requerimientos y la empresa aumenta significativamente su capacidad de creación digital. Todos ganan, siempre y cuando el uso de no-code en la organización sea correctamente distribuido y gestionado. Estos son los pasos que recomendamos seguir para lograrlo:


  1. Validar necesidades: Por medio de diagnósticos se puede comprender qué necesidades de digitalización o automatización tienen las distintas áreas. Las más comunes suelen ser automatizar procesos manuales, automatizar reportes recurrentes, digitalizar flujos de información o crear MVPs.

  2. Definir las herramientas no-code a disponibilizar: Con las necesidades claras, alguien con experiencia técnica (ej. en TI) puede escoger las herramientas no-code a disponibilizar a la organización. Es común que las empresas escojan las de Microsoft, pero estas son herramientas complejas que deben ser acompañadas con una buena inducción e idealmente con alternativas más sencillas (ej. Zapier es mucho más sencilla que Power Automate y Glide es mucho más sencilla que Power Apps de Microsoft).

  3. Empoderar a las personas: Las herramientas no-code no bastan para cambiar el hábito de pedir a TI para resolver con no-code. Es recomendable que alguien de Gestión Humana haga dupla con TI y tome la batuta de empoderar a las personas a usar herramientas no-code. Es ideal que se defina un proceso y canal oficial a usar, por el cual se dé a conocer esta nueva alternativa de creación digital, se ofrezcan entrenamientos ajustados a las necesidades de las personas y se reconozca a las personas pioneras, buscando contagiar el nuevo hábito.

  4. Establecer un gestor del proceso: La idea no es que la gente cree con no-code cualquier cosa sin avisar, pues esto pone en riesgo a la empresa. Es conveniente que alguien con experiencia técnica gestione cómo y para qué se usan las herramientas no-code. No recomendamos que esta persona sea un aprobador que frene iniciativas. Lo que sí recomendamos es que se genere un canal oficial donde las personas deban dar visibilidad de cualquier proyecto que comiencen con no-code. Así, esta persona puede ver qué proyectos se están creando, impulsar los buenos y detener con aprendizajes los no convenientes.

  5. Monitorear y aumentar el impacto: Es conveniente tener KPIs claros de este proceso. Desde Kaudal recomendamos tres: cantidad de creadores con no-code, cantidad de horas ahorradas por los proyectos hechos con no-code y ROI para la empresa. Es fundamental también revisar avances y hacer ajustes para mejorar y hacer anuncios y demostraciones del impacto de no-code a las y los líderes y a la organización. Esto fomenta el nuevo hábito y aumenta su impacto.



11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo